Aquí encontrarás información sobre más tipos de intervenciones. Le recomendamos encarecidamente que implemente primero las diez intervenciones básicas de Safewards. Estas intervenciones básicas son las que tienen la mejor evidencia y que sabemos que son fácilmente aplicables en las diferentes unidades de salud mental. Las intervenciones adicionales que se enumeran aquí no son tan exhaustivas como "probadas en el camino" o tienen alguna complicación o dificultad conocida que deberá superar para usarlas. Es posible que también necesite recursos adicionales y deba reflexionar sobre la planificación anticipada antes de comenzar. Las primeras cinco intervenciones son las que probamos durante el estudio piloto de Safewards. Hemos incluido en las descripciones de las intervenciones nuestra experiencia al usarlas:

Plan de conflicto y contención.

Antecedentes: Existe una gran variedad de evaluaciones de riesgo y evaluaciones realizadas por personal de enfermería que se encuentran en uso en diferentes unidades de salud mental de hospitalización. Estas difieren mucho, y rara vez conducen a más que intervenciones básicas para mantener a los usuarios seguros. Nuestra revisión de la literatura de investigación y nuestro modelo de los factores importantes en la generación de conflictos y contención, sugiere algunos ángulos ligeramente diferentes que ayudarán a desarrollar planes de enfermería viables para mantener a los usuarios seguros. Esta iniciativa proporciona algunas preguntas / temas complementarios para explorar durante la evaluación de enfermería en la admisión, que ayudará en la generación de dichos planes y reducirá las tasas de conflicto y contención.

Descripción: como complemento de la evaluación de enfermería en el momento del ingreso, y solo para los usuarios que tienen un historial conocido de comportamiento conflictivo en la unidad, se completará una 'evaluación de C y C'. La información adicional asegurada se utilizará para aportar un elemento de reducción de conflicto y contención al plan de atención. Para aquellos que no pueden cooperar en la admisión, la evaluación de C&C se completará el día tres o el día cinco de la admisión. Los temas de evaluación en la 'evaluación de C y C' están diseñados para ayudar con: (i) la identificación de desencadenantes de conductas conflictivas, por ejemplo, las conductas de otros usuarios, el personal, posibles eventos estresantes fuera del hospital, etc. y (ii) Las preferencias de los usuarios sobre el uso de la contención y lo que se debe evitar.

Experiencia de uso durante la prueba piloto: es más complejo de lo que se había previsto inicialmente, no estaba completamente desarrollado y requería una formación significativa. Impopular entre el personal ya que aumentó el trabajo burocrático.

Reflexión: esta intervención trata de reunir diferentes ideas que están en circulación con contenido adicional del modelo Safewards. En primer lugar, las voluntades anticipadas sobre los métodos de contención preferidos. La dificultad con esto parece ser asegurarse de que el personal conozca las preferencias de los usuarios para que sean seguidos cuando surjan las circunstancias. En segundo lugar, los planes de seguridad personal se basan en la identificación de desencadenantes idiosincrásicos para el conflicto y los indicadores que están a punto de ocurrir. Hay algunos ejemplos muy diferentes y muy buenos de estos que se utilizan en diferentes lugares. Si tiene uno, envíenoslo y lo incluiremos en los enlaces a continuación con un crédito para usted. En tercer lugar, algunos temas de evaluación adicionales y puntos de planificación para evitar conflictos basados ​​en el modelo de Safewards.

Inteligente y ordenado

Antecedentes: nuestra investigación ha demostrado que una unidad bien estructurada, que es más eficiente y efectiva, tiene menores tasas de conflicto y contención. Parte de la manera en que el personal de la sala transmite un mensaje sobre la eficiencia y la eficacia que tienen es a través de la limpieza y el orden de la sala. Si bien una sala ordenada puede no ser intrínsecamente importante, refleja aspectos importantes sobre el personal que trabaja allí. Esta iniciativa tiene como objetivo hacer que la sala refleje de manera más adecuada la eficiencia del equipo que trabaja allí. Además, al involucrar a los usuarios, hace hincapié en la responsabilidad compartida y la igualdad entre los usuarios y el personal, y les da a los usuarios un pequeño papel en el cuidado de la unidad y de los demás.

Descripción: El personal de enfermería inicia los horarios regulares de "limpieza" durante los cuales se ordenará la sala (limpieza de desperdicios, vasos y platos sucios que se devuelven a la cocina, que los usuarios regresan a sus habitaciones o camas, que guardan el equipo de ocio en los armarios) , mesas limpias, muebles devueltos a la posición, etc.) por enfermer@s y usuarios (por su elección y por invitación) juntos, justo antes del final de cada turno y antes de que el siguiente turno entre en servicio.

Experiencia de uso durante la prueba piloto: ya hecho en muchos lugares, es difícil inicar tales intervenciones en aquellos lugares que aún no lo hacen.

Libro de solicitud de usuario

Antecedentes: algunas confrontaciones entre usuarios y personal son provocadas por usuarios que no comprenden completamente cómo se manejan sus solicitudes o qué acciones ya han sido tomadas por el personal. La espera, la incertidumbre, la ansiedad y el estrés que pueden causar a los usuarios pueden empeorar sus síntomas. Lo que puede parecer un asunto pequeño y trivial para el personal puede parecer un asunto mucho más grande, más importante o incluso crucial para los usuarios. El Libro de Solicitud de Usuarios es una manera de cambiar la manera en que nos relacionamos con los usuarios y hablar entre nosotros acerca de las muchas solicitudes diarias que los usuarios de una una unidad de hospitalización en salud mental realizan al personal. Además, anticipamos que esto debería reducir el tiempo en que los usuarios hacen la misma solicitud a varias enfermer@s, o llamar a la puerta de la oficina para verificar el progreso (porque temen que no se haga nada).

Descripción: Tres veces al día, una de las enfermer@s lleva el libro a la sala, generalmente al comienzo de un turno. Se pregunta a los usuarios si hay algo que necesiten o que el personal pueda hacer por ellos. Sus solicitudes se registran en el libro y el libro se guarda en un lugar accesible para usuarios. A partir de ese momento, las enfermer@s registran las acciones que toman para tratar de cumplir con la solicitud del usuario e intentan obtener una resolución satisfactoria dentro del plazo acordado. Se debe permitir cierto tiempo de deslizamiento cuando se acuerda con los usuarios cuánto tiempo tomará regresar a ellos para resolver su solicitud. Los usuarios pueden consultar el libro para ver lo que se ha hecho. Si la solicitud no se puede cumplir dentro del plazo, el usuario debe recibir una explicación de la enfermera a cargo del turno.

Confidencialidad: dado que el libro es accesible para todos los usuarios, al recibir las solicitudes, las enfermer@s deben verificar que el usuario esté conforme con realizar la queja por medio del libro. En caso de que rechacen, su solicitud debe gestionarse a través de los canales habituales de la unidad. El respeto por los sentimientos de privacidad de los usuarios se puede demostrar a través de la elección del idioma que se encuentra en el Libro de solicitud de usuarios. Una solicitud para una discusión individual sobre el ingreso involuntariopodría registrarse, por ejemplo, como una discusión sobre "asuntos legales", de manera similar, una solicitud para el suministro de productos de higiene femenina podría registrarse como "artículos de tocador diferentes".

Experiencia de uso durante el piloto: más complejo de lo que se había previsto inicialmente (demasiadas solicitudes a lo largo del día para registrar, utilizadas para otros fines cuando se deja en la sala), rechazadas y socavadas por el personal.

Reflexión: la resistencia del personal puede haber tenido diferentes fuentes. En primer lugar, para no escuchar demasiadas solicitudes, o para no participar en conversaciones sobre solicitudes irracionales, como un medio para gestionar la carga de trabajo. En segundo lugar, para evitar solicitudes emotivas polémicas que no puedan cumplirse, por ejemplo, "Quiero ser dado de alta", evitando así la posibilidad de iniciar un evento de conflicto. Ajustar la intervención para abordar estos problemas problemáticos subyacentes podría hacerlo más exitoso.

Experto multiplicador y aumento de apoyo mutuo

Antecedentes: el crecimiento y el desarrollo de nuestras habilidades a veces es difícil en el ajetreado ambiente de una sala psiquiátrica. O terminamos aprendiendo (y quizás aprendiendo mal) a través de prueba y error, o nos atascamos a cierto nivel, alcanzando una meseta de aprendizaje durante un largo período de tiempo. Sin embargo, la enfermería de salud mental es algo que siempre podemos mejorar y mejorar, sin embargo,. Dos formas principales de mejorar son ser más conscientes de lo que estamos haciendo bien y de forma correcta (para que podamos hacerlo más a menudo), y aprendiendo unos de otros y aceptando sugerencias (por lo que intentamos cosas nuevas o volvemos a probar cosas viejas de nuevo) de una manera ligeramente diferente o desde una posición diferente. Esta iniciativa está diseñada para ayudarnos a crecer mutuamente en comprensión, conocimiento, habilidades y enfoques. Principalmente, se tratará de cómo trabajamos con los usuarios, pero también puede tratarse de cómo trabajar juntos. La perfección en la práctica de enfermería psiquiátrica es un objetivo que ninguno de nosotros alcanzará, pero uno que todos debemos seguir luchando continuamente.

Descripción: Durante un período definido de cuatro semanas, durante el transcurso de cada turno, cada enfermera de turno dirá una cosa para aumentar la experiencia (sugerencias, otras opciones útiles, enfoques alternativos, lo que ha funcionado en el pasado, entendimientos psicológicos nuevos y conocidos, etc.) y una cosa para expresar apoyo para (elogio por las cosas bien hechas, aprecio por las habilidades personales, simpatía por las dificultades experimentadas y soportadas, etc.) todas las demás enfermer@s del servicio. Se debe tener cuidado de realizar estas acciones de una manera genuina y no estereotipada, ya que sería inútil y minaría el ejercicio para usted y para los demás. Entonces, realmente observe a sus colegas en el servicio y encuentre algo que realmente vea, y aprecie con sus propias palabras, de una manera que se ajuste a su personalidad y su relación con la otra persona. Cuando reciba ese estímulo, asegúrese de agradecer a la otra persona y permitirse aceptar los elogios sin denigrarlos internamente ni estropearlos al compensar lo que sienta que es su debilidad. Del mismo modo, al ofrecer sugerencias, tenga cuidado de ofrecerlas de manera positiva y con humildad, de lo contrario, se arriesgan a ser escuchadas como críticas. Sea tentativo, hable sobre su propia experiencia y ofrézcalos como algo que a la otra persona le gustaría probar en caso de que también les funcione. Emplea interpretaciones del comportamiento de los usuarios con "posiblemente", "tal vez" y "quizás". Hágale saber a la otra persona que puede estar equivocado con su sugerencia con respecto a diferentes enfoques: "esto podría no funcionar, pero ...", o "puedo equivocarme totalmente al respecto, pero ...". Cuando reciba estas sugerencias, tómelas con este espíritu, incluso cuando hayan sido ofrecidas con torpeza o hayan sido mal programadas o mal redactadas. Esté abierto a las sugerencias de todos, independientemente de su posición y función. Sepa que sea cual sea su nivel de capacitación, todos tienen habilidades interpersonales y observaciones que pueden compartir y que pueden ser útiles para el receptor. Supongamos (y asumamos correctamente) que todos tenemos mucho que aprender unos de otros.

Experiencia de uso durante la prueba piloto: al personal no le gustó la idea y no la implementó.

Reflexión: ¡Esto puede tener la capacidad de ser realmente transformador de un equipo, incluso de todo el equipo multidisciplinario, si solo tienen el coraje de usarlo y arriesgarse!

Reflexionar al usuario

Antecedentes: de vez en cuando, el personal de las salas de agudos debe utilizar medios contingentes para mantener a los usuarios u otras personas a salvo. Aunque estos se evitan tanto como sea posible, a veces es necesario contener mecanicamente a un usuario, administrar medicamentos sin su consentimiento, colocarlos en reclusión o transferirlos a algún tipo de cuidado intensivo. Estos eventos pueden ser muy traumáticos, especialmente para el usuario en cuestión, pero también para el personal. A menudo se recomienda que el interrogatorio del usuario se realice después, pero en nuestra investigación hemos notado que esto rara vez sucede. Directamente después del incidente no es un buen momento, ya que corre el riesgo de reavivar el conflicto, o si el usuario está sedado, no está accesible o tiene demasiados trastornos mentales y síntomas. Al día siguiente, un turno diferente de enfermer@s está en servicio, todos están preocupados por lo que está sucediendo ahora, las nuevas admisiones hoy, los desafíos que están ocurriendo en el nuevo turno. Esto significa que el incidente se olvida con bastante rapidez a medida que la sala avanza. El usuario no tiene una oportunidad real de ser guiado para aprender de lo que sucedió, y el personal no tiene la oportunidad de aprender al conocer el punto de vista del usuario. Esta iniciativa ha sido diseñada para encontrar un mecanismo viable mediante el cual se puedan llevar a cabo dichos informes, y el aprendizaje se lleve a la superficie y se consolide. La anticipación es que el aprendizaje que se lleva a cabo hará menos probable la repetición y brindará nuevas habilidades y conocimientos para el personal y el usuario.

Descripción: El día después de cualquier incidente significativo de contención en la sala (específicamente, una restricción manual, una inyección IM, un retiro forzoso o una transferencia a la Atención Psiquiátrica Intensiva o el uso de un Área de Cuidados Intensivos o Extra o equivalente) después de la Enfermería a Cargo. Consultar las notas / registros de enfermería, es acercarse al usuario involucrado y: (i) Pedir disculpas. Explique que el personal lamenta haber llegado a ese punto y que no fue el resultado que el personal quería, pero el objetivo del personal es mantener a todos a salvo. (ii) Pregunte cómo el usuario percibió los asuntos y qué sucedió, y pida sugerencias sobre cómo se puede evitar el mismo resultado en el futuro. Los resultados de esta entrevista se anotarán en las notas de enfermería y se discutirán en la entrega. Si el usuario involucrado ha sido transferido a una UCIP en el sitio o equivalente, la enfermera a cargo debe buscar visitarlo y realizar la entrevista informativa. En el turno en que ocurre el incidente, las enfermer@s deben anotar en el diario de la sala, el libro de tareas o su equivalente, para el día siguiente, que se realizará el interrogatorio del usuario. Para que las enfermer@s que llegan sepan que la entrevista se llevará a cabo ese día y pueden verificarla una vez hecha.

Experiencia de uso durante la prueba piloto: confundida con un informe regular, idea central (disculpas a los usuarios) más compleja y quizás justificada resistida en algunas circunstancias.

Potenciación de la medicación

Antecedentes: hay muchas razones detrás de la negativa de algunos usuarios a la medicación. Una de estas razones es la sensación de presión y coerción en torno a la toma de medicamentos, y los sentimientos de desempoderamiento y humillación que los acompañan. Es posible que no podamos ofrecerles a los usuarios tantas opciones como deseen sobre qué o cuánto medicamento toman. Sin embargo, es posible ampliar sus opciones en torno a la toma real de medicamentos de otras maneras, y esto podría reducir su resistencia a tomarlos.

Descripción: Se deben proporcionar más opciones de usuarios en relación con la toma de medicamentos para aquellos que se muestran reacios a tomarlos. A estos usuarios se les pueden ofrecer opciones sobre: ​​(i) cuándo tomar el medicamento (la primera o la última persona a la que se le ofrece el medicamento); (ii) Con qué tipo de bebida la toman (la sala proporcionará una variedad de alternativas que un facultativo verificó como adecuadas). Esta opción es sólo para aquellos usuarios que toman medicación psiquiátrica. Algunas bebidas pueden interactuar con otros medicamentos y causar problemas de salud física, y por lo tanto, estos medicamentos deben tomarse con agua. (iii) En qué tipo de envase se proporciona la bebida (la sala contará con una variedad de alternativas, además de las bebidas frías y calientes que se conservan en la sala). (iv) Una selección de dulces / refrigerios para después del consumo, para eliminar el sabor (la sala contará con una variedad de alternativas); (v) Dónde toman la medicación (en la sala de la clínica, en su habitación, afuera, en el patio, en la cocina, en cualquier lugar que ofrezca la unidad); (vi) Referencia al facultativo para una discusión / información adicional; (vii) Referencia al equipo médico para la prescripción de preparaciones alternativas (tabletas, líquidos, de fusión rápida) o tiempos de consumo alternativos (mañana vs. mediodía vs. noche).

Experiencia de uso durante el piloto: hubo dificultades logísticas para los investigadores en términos de mantener las salas provistas de bebidas y dulces. Además, a las salas les resultaba difícil restringir las bebidas / dulces solo a aquellos que tenían dificultades para tomar medicamentos. Finalmente, en algunas de las salas, es triste decirlo, pero el personal consumió las bebidas.

Las siguientes intervenciones son aquellas que estaban en nuestra lista original. Estas no fueron seleccionados por nuestro grupo de usuarios y cuidadores del servicio o por nuestros de grupo de expertos profesionales. Si decide implementarlos, deberá reflexionar, ajustar y preparar más:

Lo primero es lo primero

Antecedentes: es más probable que los usuarios que se sienten atendidos y apreciados cooperen más con el personal. Sin quererlo, algunas de las pequeñas cosas que hacemos transmiten un mensaje contrario. Por ejemplo, cuando entramos en la sala para ir al servicio, las primeras personas con las que hablamos y saludamos son nuestros compañeros de personal, y ignoramos completamente a los usuarios. Además de esto, gran parte de nuestra conversación con los usuarios se debe a la necesidad y no a la elección, y suele ser negativa. "Por favor, no hagas eso", "por favor, ven conmigo al médico", "hora del desayuno", etc., así que hay muchas órdenes en los momentos que tenemos que sentarnos con los usuarios y conversar. Esta intervención es una cosa pequeña y fácil de hacer que comienza con un mensaje positivo para los usuarios de todo el personal.

Descripción: cuando los profesionales de enfermería entren a la unidad por primera vez en el día (siempre y cuando no lleguen tarde), cada miembro del personal recorrerá las áreas públicas de la sala y: 1. Saludará a todos los usuarios disponibles y despiertos por su nombre ; 2. Saludará y se presentará a los nuevos usuarios, expresando una bienvenida; y 3. Haga un cumplido personal a cada usuario, comparta con ellos algún artículo personal de noticias, u ofrezca un tiempo para charlar o, de lo contrario, pase tiempo con ellos más tarde durante el turno. Todo esto antes de entrar a la oficina de enfermería o buscar a otros miembros del personal para saludar e intercambiar noticias. Se debe tener especial cuidado para asegurarse de que los usuarios menos populares, más tranquilos y más difíciles se incluyan igualmente en este ritual, y que se lleve a cabo de manera genuina y con buen corazón. Se debe tener cuidado adicional de que los cumplidos sean socialmente apropiados para las relaciones de género y edad. Las personas mayores son más propensas a malinterpretar los cumplidos por ser condescendientes, y el género opuesto puede interpretarlos como intentos de seducción. Es posible usar algunas palabras de saludo a los usuarios en un grupo, y seleccionar miembros individuales para hacer comentarios individuales también, eligiendo los usuarios que sean más difíciles y rechazados así como los más reservados y retirados para los comentarios individuales. Asegúrate de no molestar a los que están dormidos. Se sentirá falso y forzado al principio, pero tu tarea es hacerlo y hacerlo real. Adáptalo a tu estilo personal. Puede pensar que esto llevará mucho tiempo, pero nuestra experiencia demuestra que se puede hacer en unos pocos minutos.

Paseo

Antecedentes: no siempre es fácil comunicar a los usuarios que están enfermos nuestra preocupación genuina por su bienestar y nuestro interés en hacer que se sientan satisfechos, felices y relajados con su experiencia como usuario hospitalizado. Para poder comunicárselo mejor a los usuarios, esta iniciativa garantiza que se solicite  formalmente, de forma regular y repetitiva, y por una persona de cierta antigüedad en enfermería, si hay algo más que podamos hacer por ellos. Además, presenta una oportunidad útil para evaluar el grado de bienestar de los usuarios.

Descripción: En un momento adecuado durante cada turno de enfermería (incluido el turno de noche), la enfermera a cargo paseará por la sala y hablará con cada usuario, haciendo las tres preguntas "S": SATISFACCIÓN ¿Está satisfecho con todo lo que hay en la sala? SEGURIDAD ¿Te sientes seguro? ESFUÉRZATE POR FAVOR ¿Hay algo más que podamos hacer por usted? Como una buena práctica, la oportunidad debe ser usada para observar y evaluar a los usuarios, con acciones de seguimiento apropiadas.

Regalos para la apreciaciónt

Antecedentes: los usuarios que ingresan en nuestras salas a menudo tienen redes sociales deficientes, pocos amigos y poco contacto con su familia. La baja autoestima engendrada por esto, y el estigma de ser considerados enfermos mentales, pueden aumentar la tensión, la irritabilidad y la probabilidad de que se comporten de manera difícil en la sala. Además de esto, a los usuarios que se comportan de una manera difícil, es complicado que nos gusten. Su comportamiento nos impide ver sus cualidades positivas, y nuestra reacción negativa hacia ellos hace que un comportamiento más perturbador sea más, y no menos, probable. Sin embargo, cuando apreciamos positivamente a los usuarios, aumenta su autoestima y nos ayuda a construir una relación más productiva con ellos. Esta iniciativa está diseñada para ayudar al equipo de la sala a enfocarse en los aspectos positivos y los puntos fuertes de los usuarios, y para expresar esa apreciación en forma de un pequeño regalo.

Descripción: Se proporcionará a la sala una caja de pequeños regalos para los usuarios (artículos dulces pequeños [regular y diabético], artículos decorativos, jabones y perfumes, etc.), con tarjetas (incluidas algunas tarjetas de cumpleaños) y papel de regalo. Todos los regalos han sido revisados por un grupo de expertos en enfermería para usuarios hospitalizados. Cada miembro del personal le ofrecerá a cada usuario nuevo un regalo bien envuelto y una tarjeta a la semana en su estadía en la sala. Este regalo debe basarse en la comprensión del miembro del personal de lo que puede hacer feliz a un usuario en particular, en base a lo que han aprendido sobre esa persona. Si es posible, el don debe ser entregado por el usuario llamado enfermero, pero si no, por la persona en servicio que tenga la mejor relación con ese usuario en particular. El regalo debe ir acompañado de una tarjeta, que debe estar firmada por el personal disponible. La tarjeta debe contener al menos un mensaje escrito a mano que diga lo que el personal desea, admira y aprecia sobre el usuario en cuestión. Este mensaje se puede reiterar cuando el usuario recibe el regalo. Se debe dar un regalo adicional en el cumpleaños de los usuarios, si esto ocurre durante su admisión. Las tarjetas de cumpleaños también se incluyen en la caja de recursos necesarios para esta iniciativa.

Registro de entrada y salida

Antecedentes: En nuestras entrevistas con usuarios en muchos estudios de investigación, encontramos que los usuarios no siempre tienen claras las pautas para abandonar el pabellón. Tal vez nunca se les explicaron ni se les comunicaron, porque a veces se suponía que las personas sabrían o que los usuarios se lo dirían entre sí. A veces, cuando se explican en el momento del ingreso, el usuario no ha estado en un estado adecuado para comprenderlos. A menudo las personas necesitan repetir las cosas antes de aprenderlas o entenderlas. El personal también puede estar confundido acerca de quién tiene permiso para salir de la unidad, sobre qué base, por cuánto tiempo o a donde puede ir.Esa confusión y falta de claridad se transmite fácilmente a los usuarios en la forma en que respondemos a sus preguntas. Este tipo de confusiones puede llevar a que los usuarios, sin saberlo, se metan en problemas y entren en conflicto con el personal, incluido el abandono de la sala y la fuga. El uso de un libro de registro de entrada y salida aclara las expectativas y proporciona un ritual de abandono durante el cual las enfermer@s pueden explicar esas expectativas y los usuarios pueden comprometerse cuando regresen. La presencia del libro también hace más visible el proceso de tratar de irse sin permiso.

Descripción: Se dejará un libro grande y un bolígrafo en un lugar público apropiado para la sala en cuestión, ya sea cerca de la puerta de entrada o fuera de la oficina de enfermería. Todos los que ingresan y salen de la sala (el personal y los usuarios, excepto los que realizan las entregas) en cualquier momento, se registran en una página nueva para cada día. Los usuarios que abandonan la sala deben solicitar que una enfermera les firme su partida. Al salir, pídale al usuario que firme el libro, recordándoles la hora de regreso.

Plan Paranoico Del Usuario

Antecedentes: si bien la agresión de un usuario se puede entender fácilmente, por ejemplo, cualquier persona puede irritarse y enfadarse con las restricciones que se les imponen cuando se encuentran en una sala de psiquiatría, otros no son tan fáciles de entender. Las conductas de tipo agresivas pueden aparecer como "inesperadas" o de forma totalmente impredecible. En estas ocasiones, la investigación ha demostrado que las sospechas y la paranoia de los usuarios son un factor importante. Muchos usuarios pueden sospechar del personal. Es posible que no entiendan completamente por qué han sido ingresados en el hospital y pueden sentir que esto no está justificado. Pueden tener dificultades para interpretar lo que sucede a su alrededor y, en situaciones confusas, las interpretaciones paranoicas se obtienen con mayor facilidad. Cualquiera que sea su diagnóstico principal, pueden hasta cierto punto poseer una personalidad que percibe el mundo como un lugar que es muy hostil para ellos y lleno de personas que quieren dañarlos de una manera u otra. Esta percepción se puede construir sobre experiencias de la infancia. O pueden ser más formalmente paranoicos, experimentar alucinaciones auditivas que les dicen que tienen un riesgo físico grave por parte de las personas que los rodean, o creencias delirantes que están impregnadas de amenazas personales. El barrio es un entorno difícil para las personas con creencias paranoicas y persecutorias. Algunos de sus mecanismos de afrontamiento habituales no están abiertos a ellos. Por ejemplo, el mecanismo de afrontamiento más utilizado es quedarse en casa y mantenerse alejado de cualquier reunión o lugar social (tiendas, bares, transporte público) donde haya muchas personas extrañas o evitar espacios cerrados. Estas estrategias no son fácilmente posibles en la unidad de hospitalización, aunque podemos hacer algunos ajustes, como permitir que los usuarios pasen más tiempo solos o que coman solos. Sin embargo, podemos capitalizar otros dos mecanismos de afrontamiento utilizados por los usuarios: hacer amigos / cumplimiento y buscar ayuda / protección. Todas estas cosas significan que los usuarios pueden responder de manera no predecible y extremadamente hostil, cuando se sienten amenazados. Aunque en realidad es lo contrario, y todos los que los rodean buscan su beneficio. Para la persona que sufre de este tipo de pensamientos, ser amenazador y agresivo hacia los demás es una forma de sobrellevar la situación, una forma de hacer que sus potenciales perseguidores sean más cautelosos. El uso de esta iniciativa ayudará al personal a modificar su enfoque y comportamiento alrededor de dichos usuarios para minimizar el riesgo de que ocurran agresiones.

Descripción: Cómo comportarse cerca de los usuarios paranoicos o potencialmente paranoicos: DISTANCIA Nunca invadir repentinamente el espacio del usuario; VISIBILIDAD Nunca converse con otros detrás de los usuarios o donde no puedan ver si se puede evitar; NO MIRES Nunca mires al usuario directamente ni cruces la mirada; EXPLICACIONES Brinde explicaciones adicionales sobre lo que está sucediendo y de qué tratan las conversaciones con otros. Acercándose a un usuario paranoico o potencialmente paranoico: SALUDO Salude primero desde la distancia; ORIENTACIÓN Orientación al lugar y persona. Diga quién es y cuál es su función (incluso si cree que el usuario ya debería saber esto), recuérdele que está en una unidad de salud mental, indique el nombre de la sala y el hospital y cuánto tiempo ha estado allí, si necesario; RAZÓN Diga de qué le gustaría hablarles y por qué; REPETICIÓN Repita estos hechos hasta que esté seguro de que el usuario los ha comprendido hasta cierto punto; PERMISO Solicitar permiso para acercarse al usuario, y solo hacerlo con su consentimiento. Asegure el reconocimiento antes de la acción, o intente hablar desde una distancia mayor a la habitual. Ciertas cosas se derivan de estos principios. Por ejemplo, se debe tener cuidado de no entrar repentinamente a las habitaciones sin previo aviso, especialmente en lugares privados como la habitación de los usuarios. Es necesario desarrollar un sentido de conciencia acerca de cómo los usuarios paranoicos pueden ver los procedimientos más simples y cómo asegurarse de que se eviten las interpretaciones negativas tanto como sea posible. Además, algunas agresiones entre usuarios se basan en interpretaciones erróneas paranoicas, por lo que el personal debe dar un ejemplo sobre cómo abordar y tratar a dichos usuarios de manera segura. Muchos usuarios seguirán el ejemplo del personal y, de no ser así, se les puede aconsejar e instruir sobre cómo hacerlo. Los usuarios a menudo evitan a un compañero con pensamientos paranoicos, sin embargo, esto solo será posible en cierta medida en una unidad de salud mental. Las unidades de salud mental no suelen ser muy amplias.

Mensajes de Admisión

Antecedentes: La sala puede ser un lugar confuso para los usuarios. La capacidad para comprender el proceso de ingreso puede verse afectada por sintomatología psiquiátrica. Si esta es su primera admisión, es posible que no sepan qué esperar. Si han sido admitidos anteriormente, pueden tener expectativas más precisas, pero también pueden haber recogido muchas nociones falsas o solo parcialmente correctas acerca de para qué sirve el ingreso hospitalario y cómo funciona. Esta iniciativa tiene como objetivo aclarar algunas de estas cosas y transmitir algunos mensajes clave en los primeros minutos de la llegada de un usuario a la sala. Poner estos mensajes disponibles aumentará su importancia e influirá en la forma en que todo se percibe y responde. Los mensajes están diseñados para reforzar el respeto mutuo y la ayuda mutua, tanto entre los usuarios como entre el personal y los usuarios. Una comunidad en la que todos buscan ayudar a todos los demás. Dentro de tal ambiente, el conflicto es mucho menos probable.

Descripción: La enfermer@ de ingreso debe transmitir los siguientes mensajes a los usuarios recién llegados, en sus propias palabras:

PROPÓSITO: para qué sirve el ingreso (mantener a todos seguros, tratar enfermedades mentales, evaluar qué ayuda se necesita, brindar atención médica física y ayudar con la vida diaria);

ASOCIACIÓN: el personal desea trabajar con los usuarios para ayudarlos y apoyarlos, y se necesita su ayuda para hacer esto;

SUPERVISIÓN: todos deben velar por los demás para mantenerlos a salvo y bien

APOYO MUTUO: todos los que estamos aquí nos apoyamos y ayudamos a mejorar y estar listos para ir a casa

EXPECTATIVAS: no se toleran la intimidación, el abuso, el uso de drogas o alcohol y el robo, ya que empeoran las enfermedades mentales y nos impiden ayudarnos unos a otros [si existiera un póster de expectativas mutuas, este se puede mostrar al nuevo Usuario].

DISPONIBILIDAD: informe al personal si está asustado o molesto; si usted o alguien más necesita ayuda urgente, grite; y si necesita algo del personal de enfermería y no puede encontrar a alguien disponible en la sala, llame a la puerta de la oficina (pero tenga en cuenta que a veces la carga de trabajo es importante y las enfermer@s no suelen estar disponibles durante la entrega).

Control ambiental

Antecedentes: una de las principales tareas de la atención hospitalaria aguda es mantener a las personas seguras. Esto incluye evitar que se hagan daño o que intenten suicidarse. La investigación muestra repetidamente que los lugares donde se llevan a cabo estos eventos son las áreas privadas del pabellón (dormitorios, baños, aseos) y los momentos más comunes para que estos eventos ocurran son al final de la tarde o noche. Esta iniciativa aumenta la verificación de estas áreas para que los usuarios se puedan encontrar en una etapa temprana o sean disuadidos de intentar hacerse daño por el conocimiento de que es probable que alguien venga. Además, como efecto secundario, hace que el personal esté más disponible para los usuarios, aumenta la sensación de seguridad de todos y brinda la oportunidad de interacciones breves entre el personal y los usuarios.

Descripción: Durante un turno, cada miembro del personal de enfermería debe revisar todos los dormitorios, baños y aseos dos veces por turno, en momentos aleatorios. El personal no incluido en la entrega debe realizar una ronda de dichos controles mientras se lleva a cabo la entrega. El personal nocturno también debe hacer dos rondas de controles, en momentos aleatorios, pero antes de la medianoche o antes de que comience el control regular del usuario durante el sueño.

Contención respetuosa

Antecedentes: de vez en cuando, el personal de las unidades de agudos debe utilizar medios contundentes para mantener a los usuarios u otras personas a salvo. Aunque estos se evitan tanto como sea posible, a veces es necesario colocar a un usuario en observación constante, restringirlo manualmente, administrar medicamentos sin su consentimiento, colocarlos en reclusión o transferirlos a algún tipo de cuidado intensivo. Estos eventos pueden ser muy traumáticos, especialmente para el usuario en cuestión, pero también para el personal. Quizás porque a ninguno de nosotros nos gusta hacer estas cosas, tendemos a no pensar en ellas tanto como deberíamos. Sin embargo, se han realizado muchas investigaciones en las que se ha entrevistado a los usuarios después, y sabemos bastante acerca de cómo se sienten durante la observación, el aislamiento y demás. La consideración de estos sentimientos da algunas pistas sobre cómo podemos llevar a cabo las formas de contención de una mejor manera y más respetuosa. Esta iniciativa detalla cómo se podría hacer esto.

Descripción de la contención respetuosa: Observación constante: los usuarios tienen sentimientos encontrados: estar bajo observación constante los hizo sentir irritados, castigados, tratados como prisioneros, angustiados por la falta de privacidad, aislados, degradados y obligados; sin embargo, a veces también les hacía sentirse seguros, comprendidos, aceptados y reducían la ansiedad y los pensamientos suicidas. Para minimizar las reacciones negativas: ser educado, respetuoso y personal. Ofrezca tantas opciones como sea posible: qué les gustaría hacer mientras se les observa, si hay algo en lo que les gustaría ayuda que puedan hacer juntos (hacer la cama, ordenar la habitación, lavar la ropa) o ayudar a otros (jugar un juego con otro usuario) , ayude a ordenar la sala, limpie algunos platos, arregle la cocina, participe en grupos, converse con otro usuario), ¿dónde quieren que se siente la enfermera (de qué lado), quieren que la enfermera se quede en silencio o converse, etc.? Explicar que el motivo de la observación constante no es el castigo, sino mantener al usuario a salvo. Proporcione información sobre cómo y cuándo se revisará, y quién tiene autoridad para descontinuarla. Para maximizar las reacciones positivas: lleve a cabo la observación de manera exhaustiva y rigurosa (esto tranquilizará al usuario y posiblemente disminuirá su ansiedad). De esta forma, tendrá la oportunidad de hablar uno a uno más a fondo sobre las cosas que los están molestando.

Contención mecánica: los usuarios sienten una combinación de ira, miedo y pánico, y la restricción puede despertar los recuerdos de eventos perturbadores o abusivos previos. Para minimizar las reacciones negativas: sea cortés y respetuoso incluso ante el abuso verbal extremo y los intentos del usuario de lastimarlo, golpearlo, patearlo o agredirlo a usted o a las otras enfermer@s. Continúe con la desescalada verbal mientras el usuario está siendo retenido, y permanezca emocionalmente neutral, sin ira ni miedo. Mantener al usuario orientado. Recuérdeles quiénes son, que están en el hospital, recuérdeles quién es usted, para qué es el ingreso y recuérdeles las relaciones previamente establecidas (p. Ej., Mi nombre es Dave, soy enfermera, usted “Recuerdo que ayer te llevé a dar un paseo por las tiendas y hablamos de fútbol, etc”. Expresar reticencia a continuar y el deseo de liberar al usuario lo antes posible. Diga exactamente lo que el usuario tiene que hacer para que lo liberen (por ejemplo, quédese quieto durante 5 minutos completos, converse con calma sobre lo que está sucediendo, llegue a un acuerdo sobre lo que va a suceder a continuación, tal vez hablando en un lugar tranquilo, aceptando pasar el tiempo en una habitación tranquila voluntariamente, en observación constante durante un período de tiempo fijo, etc.). Asegúrele al usuario que cuidará de su seguridad, que no querrá causarle ningún dolor y que controlará su estado físico, especialmente su respiración. Trate de involucrarlos en algunos ejercicios de respiración profunda y de relajación básica.

Aislamiento: los usuarios se sienten enojados o molestos, solitarios o abandonados, humillados, sin valor, deprimidos, castigados, atrapados y aburridos. Solo unos pocos usuarios se sienten más tranquilos y seguros en la reclusión, para la mayoría la experiencia es predominantemente negativa. Para minimizar las reacciones negativas: sea cortés y respetuoso incluso ante el abuso verbal extremo y los intentos del usuario de dañar la sala de aislamiento. Los sentimientos de temor y ansiedad pueden aliviarse mediante la observación de apoyo, la tranquilidad y la compañía desde el exterior, si no es seguro que el personal ingrese a la sala. Deben tomarse medidas para tranquilizar siempre a los usuarios que permanecerán supervisados y que la reclusión tendrá una duración limitada. La humillación puede abordarse a través de un mayor respeto hacia el usuario, proporcionando información sobre cómo pueden quejarse o apelar. La depresión puede abordarse a través de una actitud positiva del personal hacia el futuro, la descripción de los objetivos positivos, las conversaciones sobre recuperación y alta (de otros vistos en aislamiento) y una afirmación de que el personal no guarda rencor sobre el comportamiento perturbador. Si el usuario está aburrido: música, radio, periódicos, revistas.

Sistema de amigos

Antecedentes: la admisión de un nuevo usuario es un tiempo tenso para todos. Para el usuario en cuestión, la admisión, posiblemente sea de mala gana, a un entorno totalmente nuevo, lleno de personas desconocidas. Además,las capacidades cognitivas y emocionales para adaptarse socialmente están comprometidas. Para el personal, significa una gran cantidad de trabajo administrativo adicional y de otro tipo, junto con la ansiedad por la imprevisibilidad de un usuario desconocido (o un usuario conocido con un historial de conductas de riesgo). Para los usuarios en la sala, la experiencia es algo similar. Se preocupan por cómo se comportará la nueva persona, qué tan amigable será, y tienen que adaptarse al estilo interpersonal de la nueva persona y la forma de hacer las cosas. Esta iniciativa está diseñada para acelerar y facilitar el ajuste de todas las partes a la presencia de una nueva persona en el barrio, al tiempo que se afirma la ayuda mutua como un valor clave de la comunidad del barrio.

Descripción: En la admisión, cada usuario es presentado a un "amigo", un usuario que está a punto de ser dado de alta, quien puede presentar al nuevo usuario a la sala, su diseño, las rutinas y otros usuarios. El "amigo" también puede ofrecer apoyo amistoso y compañía. Aquellos usuarios que están demasiado perturbados para utilizar la ayuda ofrecida por un "amigo" cuando son admitidos por primera vez, podrían tener uno asignado uno o dos días después de la admisión. Los beneficios son que la cultura común de apoyo mutuo se destacará en una etapa temprana de la estadía de los usuarios, y se facilitará su entrada en la comunidad de usuarios. Cualquier sensación de aislamiento o sentimiento perdido será minimizada. La introducción mutua puede disipar los temores de los usuarios existentes sobre el nuevo usuario, y el "amigo" se beneficiará de una contribución significativa al cuidado de otra persona. Reducir el estrés en general reducirá los riesgos de conflicto. Ocasionalmente, se pueden formar nuevas amistades a través del proceso, extendiendo las redes sociales de los usuarios al alta. Los usuarios que representan un riesgo grave para los demás pueden no ser adecuados para este esquema, como donantes o receptores.

Cuidado expresado

Antecedentes: los usuarios cognitivamente comprometidos, distraídos y deprimidos pueden tener dificultades para ver que el personal realmente se preocupa por ellos y su progreso hacia el alta. Es posible que les resulte más difícil notar expresiones de ese cuidado y preocupación, más difíciles de entender y llevarlos a bordo. Por lo tanto, un ligero aumento en el cuidado expresado les comunicará algo mejor. Además, sabemos dos cosas. En primer lugar, la apreciación positiva de los usuarios por parte del personal se relaciona con un menor conflicto con ellos. En segundo lugar, cuanto más actuamos de la manera que deseamos, más experimentamos genuinamente las emociones que estamos actuando o exagerando ligeramente. Juntas, estas dos cosas significan que esta iniciativa llevará a reducciones en la frecuencia de conflicto.

Descripción: Una cosa simple, pequeña para hacer. Termine cada interacción con usuarios con una expresión de cuidado, preocupación y calidez, de una manera genuina. Cada enfermer@ debe encontrar su propia manera de hacer esto, pero esas formas pueden incluir: una sonrisa cálida; contacto visual; expresión cariñosa; Un par de palabras de aliento; tal vez decir "Estaré pensando en ti", o "Voy a tratar de encontrar una manera de ayudar". Independientemente de lo que se elija, debe estar en consonancia con el estilo interpersonal de las enfermer@s, ser un poco más expresivo de lo habitual y llevarse a cabo con todos los usuarios, incluidos especialmente aquellos con los que la relación es pobre o que no les gusta.

Bondad al azar

Antecedentes: como personal atento siempre nos esforzamos por ser amables con los usuarios que cuidamos. La amabilidad es, por lo tanto, una parte intrínseca de nuestro trabajo y nuestra vida laboral. A veces se puede perder un poco en la avalancha de eventos, que es que supone trabajar en una unidad de hospitalización de salud mental. Además, es algo por lo que nos pagan, un hecho que los usuarios también saben. Este "cobrar por ello", paradójicamente, socava lo que la amabilidad representa: la valoración del usuario. Nuestros colegas son potencialmente aún más descuidados, y es posible que no siempre estén conscientes de lo mucho que los cuidamos. En esta iniciativa, buscamos reafirmar y demostrar a los usuarios y a nuestros colegas que realmente nos preocupamos por ellos.

Descripción: El personal debe realizar un mínimo de dos actos aleatorios de amabilidad o generosidad por semana, uno para los usuarios y otro para los compañeros. Estos actos deben suponer hacer un poco más por alguien de lo que es necesario, algo que realmente no tenía que hacer, expresado proverbialmente como "hacer un esfuerzo adicional". Los actos de bondad pueden incluir: encontrar algo para alguien, traer algo para ellos, encontrar información para ellos, elegir pasar un tiempo extra con ellos, traer un pequeño regalo (fruta, galletas, pasteles caseros), etc.

Puntos de reflexión personals

Antecedentes: las salas psiquiátricas agudas pueden ser lugares muy concurridos. Hay mucho que hacer todos los días, el teléfono suena continuamente, los usuarios están pidiendo cosas diferentes todo el tiempo. Hay medicamentos para repartir, comidas para servir, tareas por hacer, nuevos usuarios para ser admitidos, etc. Todo este apuro y ajetreo significa que rara vez tenemos tiempo para reflexionar sobre el impacto del trabajo en nosotros, o para analizar lo que estamos sintiendo en respuesta a los comportamientos de los usuarios que nos rodean. No ser conscientes de estos efectos nos hace vulnerables a actuar sobre emociones que apenas sabíamos que teníamos hasta que se produce la reacción. A veces, esas reacciones no son las que hubiéramos preferido o elegido si hubiéramos podido abordarlas en un estado mental diferente. Esta iniciativa está diseñada para darnos un poco de tiempo para pensar de manera estructurada acerca de nuestras respuestas emocionales a los usuarios en la sala y, por lo tanto, para que podamos elegir mejor cómo respondemos y nos comportamos con ellos.

Descripción: Cada miembro del personal, previo acuerdo con el resto del equipo de enfermería de turno, debe ir solo a una habitación de la sala durante 10 minutos durante cada turno. Durante ese tiempo deberían: (i) respirar profundamente y practicar algunas técnicas de relajación; (ii) Piense en el cambio hasta el momento y considere si el comportamiento de algún usuario ha aumentado su ansiedad, o ha provocado sentimientos de frustración e irritación, aunque sean leves. Luego, genere un par de formas alternativas para responder a estos usuarios o sus comportamientos de una manera positiva, y simplemente deje ir la respuesta emocional negativa. (iii) Considere qué usuarios actualmente en la sala le gusta menos, luego dedique un tiempo a pensar por qué y si puede entender a los usuarios de alguna otra manera que los describa como más agradables. Otros puntos para la reflexión podrían incluir: Pensar en cada uno de los usuarios en la sala. ¿Realmente los escucho, realmente los miro, realmente me doy cuenta de su estado, lenguaje corporal, tono de voz, estado de ánimo aparente? ¿Les estoy atendiendo o se han convertido en objetos, cosas en el barrio? ¿Los estoy viendo o los encuentro como seres humanos? ¿Con quién no he hablado hoy? ¿A quién no he visto en absoluto? ¿Puedo recordar los nombres de todos los que están actualmente en la sala? ¿Puedo enumerarlos?

Si elige implementar alguna de estas intervenciones, envíe sus comentarios a otros a través del foro

¿Tienes alguna pregunta? ¿Quieres compartir tu experiencia tras haber llevado a cabo esta intervención en tu lugar de trabajo? ¿Tienes nuevas ideas o sugerencias de cómo mejorar esta intevención? Por favor haz click aquí para poder ver comentarios hechos por otras personas previamente o compartir tu experiencia.